Bodamovie

Vídeos de boda emotivos e inolvidables

Documentales cinematográficos de boda -  Wedding documental videos

Tu vídeo de boda, para que no se te olvide nada

Todos alguna vez nos hemos imaginado cómo será nuestra boda, el traje que te gustaría encontrar, los zapatos que llevas buscando tantos meses, tu padre mirándote con esa sonrisa de orgullo que has podido sentir en alguna otra ocasión, tu madre intentando aguantarse las lágrimas de emoción... incluso te atreves a imaginar a tu chico en el día más importante para vosotros, un escalofrío recorre tu cuerpo. Esos recuerdos jamás se borrarán de tu mente.
Pero entonces llega tu mejor amiga, la única persona en el mundo que sabe perfectamente cómo te sientes ese día, que te conoce más que nadie. Está guapísima, se ha comprado un vestido que le sienta de maravilla y aunque siempre la has visto preciosa, hoy luce una sonrisa especial que le hace brillar; y con esa emoción consigue a duras penas levantarse y dedicarte unas palabras. Su discurso no podía ser más emotivo, todo el mundo se ríe con las anécdotas que habéis vivido a solas, te hace recordar los viajes tan perfectos que hicisteis juntas, incluso las palabras de cariño que te ofrece, (esas que has oído ya en "alguna otra ocasión"), ese día se tornan con más importancia y significado todavía. No puedes contener las lágrimas, es una hermana para tí y te gustaría agradecerle tanto!

Ahora imagina que mientras organizabas este día, decidiste no contar con el vídeo, creíste que era prescindible mientras tuvieras las fotos...

Es muy probable que en los siguientes 2 años aún recuerdes muchos detalles, aún hables con tus amigos de cuánto le costó escribir aquello para ti o vosotros y os riáis de cuando el primo de uno se cayó en pleno baile... pero qué pasará cuando esos recuerdos se vayan borrando con el paso del tiempo? o ¿qué pasará cuando tus hijos te pregunten?

Con el vídeo de boda con estilo Bodamovie, no sólo tendrás tus recuerdos bajo llave segura contra olvidos, sino que esos recuerdos estarán con una imagen de cine, con la mirada emotiva de aquel día, con cada lágrima y sonrisas que tu mejor amiga te regaló y eso... eso no tiene precio